Venezuela ataca el humo de cigarrillo

Ainara Miranda 

El miércoles dos de marzo del presente año fue publicada en Gaceta Oficial la Ley de ambientes libres de humo de tabaco, para resguardar la salud de la población de los efectos dañinos que genera el consumo de este producto. Dicha resolución entró en vigencia el 31 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco, y en ella se prohíbe: “Fumar o mantener encendidos productos de tabaco en áreas interiores de los lugares públicos y en los lugares de trabajo, cualquiera sea su uso incluyendo el transporte”. (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela).

 Desde entonces, en el país esta ley ha suscitado diversas reacciones, ya que para algunos ha sido causa de felicidad, mientras que para otros de contrariedad. Hay quienes la apoyan y otros que la rechazan por completo, como es el caso del prestigioso profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Jorge Ezenarro, quien se ha declarado en desobediencia civil, acogiéndose al Artículo 350 de la Constitución Nacional. Posición similar es la del médico Wilfredo Paredes, que fuma desde hace años, no piensa dejar de hacerlo y además no está de acuerdo con la ley, pues asegura que la prohibición no va a disminuir el consumo de cigarrillos en el país. “Ellos pueden prohibir todo lo que quieran, sin embargo, eso depende de la persona. Si quiere dejar de fumar en sitios públicos lo puede hacer, pero también puede fumar en sitios privados, en su casa, en su carro. Por eso no creo que disminuya nada” afirma Paredes.

En este mismo sentido, la historia de la sra. Ana es bastante esclarecedora de los que asumen esta posición. Ella fuma desde joven y se siente como una apestada desde que salió esta norma. Ahora no puede fumar en centros comerciales, en un bar o restaurante, en su negocio. Plantea que el colmo sería que no pudiera hacerlo en su casa. Manifiesta que “La ley hace parecer a los fumadores unos maleantes, unos seres sucios, igualándonos casi, casi a los drogadictos”. La pobre fuma en su negocio encerrada en el baño con un ventilador prendido y pegada a la ventana, ya que tiene el consabido letrero. A ella esto le hace recordar la época cuando era adolescente y se escapaba en los recreos para fumar a escondidas. Como muchas otras personas, Ana se pregunta qué pasa con el humo de los carros, con la contaminación de las industrias o tal vez con la contaminación de los alimentos. Ana cuestiona “¿Qué ocurrió para que se desate esta cruzada contra el cigarrillo?”. No tiene la respuesta a esa pregunta, sólo espera que de aquí a unos años no se la lleven presa o no la internen en un centro de rehabilitación sólo por querer disfrutar de un cigarrillo. Así la historia de Ana podría ser la de cualquier persona conocida.

Para otros, la aplicación de esta ley es una medida excelente, como asevera la doctora Rosmely Zambrano, ya que así se garantizan: “Espacios sanos, donde se reduzca el humo del tabaco, minimizando así la frecuencia de su consumo, tanto para los fumadores como para los no fumadores”. Zambrano ratifica que la “Medida es contra el humo del tabaco y no contra los fumadores”. Asimismo, es un hecho que la persona que fuma no sólo afecta su salud, sino también la del fumador pasivo y al hacerlo, se irrespeta la libertad del otro. En este sentido, el profesor de Sociología Carlos Correa, comenta que “A cuenta de que cada quien puede hacer lo que quiera con su cuerpo, no puede hacerle daño a terceros, siendo esta la clave que justifica la restricción”. Igualmente, Milagros Hernández, estudiante de Derecho UCV, piensa que la ley es positiva porque “Fomenta los derechos de las personas que no fuman” pues el hecho de que algunos individuos tengan el hábito de fumar, no implica que todos lo tengan y se debe respetar a quienes no lo tienen.

Finalmente se encuentran las personas que asumen una posición más neutral, apoyan en parte la ley, pero consideran que hay desequilibrios en la misma. Uno de estos desequilibrios es el que plantea el sociólogo Francisco Coello, ya que para él la situación fundamental radica en el nivel en que se está afectando la libertad individual, pues anteriormente existía la posibilidad de tener áreas para fumadores y no fumadores y era una decisión personal cuál de ellas se escogía. Ahora según Coello, habrá que hacer lo que hace la gente en España, que se toma el café o el trago rapidito para salir a fumar. Aunque señala que esta ley puede tener cierto nivel de exclusión, opina que es “Preferible que la ley esté a que no esté”. Otro de los desequilibrios de la ley es lo referente al tamaño que deben tener los avisos de prohibición ya que para Correa, “El famoso tamaño del cartel es absurdo”. En su oficina, que es bastante pequeña el cartel casi le ocupa una pared.

Lo principal es pensar en las consecuencias que puede generar el humo del tabaco tanto a fumadores, como a fumadores pasivos, pues como señala la doctora Zambrano: “El humo del tabaco produce cáncer de pulmón, siendo este el más común. También origina cáncer de estomago, cáncer a nivel del aparato urinario, principalmente de vejiga”. Además, la doctora explica que ataca el endotelio vascular, produciendo una vasoconstricción que disminuye el consumo de oxígeno, contribuye a la formación de arteriosclerosis y favorece a la hipertensión arterial. Asimismo, puede originar una bronquitis crónica, lo que con el tiempo lleva a la enfermedad bronco pulmonar obstructiva.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “El consumo de Tabaco es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión y es responsable del fallecimiento de uno de cada diez adultos. Es por ello que se le considera como la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria”. (Ministerio del Poder Popular para la Salud). Por este motivo, la Asamblea Mundial de la Salud estableció en 1987 que el 31 de mayo de cada año se celebrase el Día Mundial sin Tabaco, para generar conciencia sobre los efectos negativos de este producto e instauró desde 2005 el “Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco” como “El principal instrumento de regulación del tabaco y sus derivados a escala mundial”. (Ministerio del Poder Popular para la Salud).

Cifras de la OMS indican que más de cinco millones de personas pueden morir por enfermedades relacionadas con el tabaco en 2011. Es importante señalar también, que este número no incluye a más de 600.000 fumadores pasivos que morirán por estar expuestos al humo de este producto. Además, sus cálculos pronostican que para el 2030 el número de muertes puede llegar a alcanzar los ocho millones de personas y las predicciones a mayor escala de tiempo, son aterradoras: “El tabaquismo podría acabar con 1.000 millones de vidas durante el siglo XXI”. (Ministerio del Poder Popular para la Salud).

En Venezuela, el Ministerio del Poder Popular Salud explica que “El cáncer de pulmón y las patologías cardiovasculares son los responsables del 34,3 % de las muertes anuales en el país”. En la actualidad, en nuestro país la persistencia de fumadores es del 17 %, con una tasa juvenil de 10,5 %, lo que representa una “Reducción significativa desde el 50 % que había en 1984, según datos difundidos por medios oficiales” (Agencia de Noticias de Venezuela).

La OMS plantea que en el mundo un total de 30 países tienen leyes que prohíben: “Fumar en los espacios públicos cerrados y sólo hacen excepciones en cárceles, psiquiátricos y algunas habitaciones de hotel”, este el caso, por ejemplo de Colombia, Grecia, Panamá, Perú y Reino Unido. Otros 50 países poseen reglamentos que impiden que se fume en los hoteles, restaurantes, bares, discotecas, como España, Irlanda y Canadá.

Con la entrada en vigencia de esta ley, Venezuela se suma a la lista de países en el mundo que restringe severamente el hábito de fumar. En un lugar donde las leyes muchas veces son ignoradas, habrá que dar tiempo al tiempo para ver el éxito o fracaso de la misma.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias, Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s